martes, 1 de octubre de 2013

Kijong-Dong, la ciudad fantasma

Kijong-Dong es una ciudad de Corea del Norte situada en una de las zonas más peligrosas del mundo, la mitad norte de la zona desmilitarizada de Corea. Si se observa desde lejos, se presenta como una ciudad próspera y moderna, con hospital, escuelas, granjas y bloques de pisos. Pero unos simples prismáticos desvelan que en realidad estamos ante un engaño, una ciudad propagandística en la que no vive nadie y donde todo es fachada.

Ahora quiero dirigir la mirada hacia nuestro interior. ¿Podría ser mi vida una especie de "ciudad fantasma"? ¿Cómo me he levantado esta mañana? ¿Preocupado por las apariencias, por la imagen que los demás tienen de mí o por lo que hay realmente en el interior de mi corazón?

Jesucristo acusó a los fariseos de ser "sepulcros blanqueados", que por fuera se muestran hermosos, pero en su interior solo hay huesos muertos. Igual que Kijong-Dong: por fuera es una ciudad próspera, pero en su interior no hay vida. ¿Y yo? ¿Soy un "alma fantasma" o un "alma con vida"?

Es el momento de apagar el "modo propaganda" y encender el "modo sinceridad". Dios ya se lo advirtió al profeta Samuel; no debía guiarse por las apariencias, porque Él no mira lo que mira el hombre, "pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.